Mi?rcoles, 17 de febrero de 2010

TRAS LOS INCIDENTES EN CATAMARCA

Luego de la pueblada, los asambleístas volvieron a la vera del camino que lleva a la minera Agua Rica, de capitales canadienses, denunciada por contaminar.

Luego de los desmanes y la represión desatados el lunes por un conflicto que enfrentó a asambleístas ambientales con la policía, la paz volvió a Andalgalá, la ciudad ubicada al oeste de la provincia de Catamarca.

Allí, los integrantes de la asamblea popular del Algarrobo fueron desalojados el lunes del corte que mantenían en el camino del Chaquiago para impedir que la empresa canadiense Yamana Gold Inc inicie las obras para la extracción de oro, plata y molibdeno prevista para el 2012 mediante el proyecto Agua Rica.

Pese a la orden librada por el juez de Minas de Catamarca, Guillermo Raúl Cerda, que suspende "hasta nuevo aviso" las actividades de la empresa, los vecinos volvieron al corte del camino comunal.

“No abandonamos la asamblea al pie de la ruta hasta que se vayan de acá”, dijo este miércoles a Crítica de la Argentina Urbano Cardozo, uno de los asambleístas procesados por la fiscal Marta Nievas a raíz de los desmanes producidos el lunes.

En la protesta que el martes reunió en la plaza de la ciudad a cinco mil personas, según los pobladores, se reclamó la renuncia del Intendente José Perea y de la cúpula policial. “Se tienen que ir el intendente y el comisario y si es necesario el gobernador -Eduardo Brizuela del Moral- también”, finalizó el vecinalista.

Mientras tanto, la totalidad de los detenidos fueron liberados durante la jornada del martes y solo quedan dos heridos internados, fuera de peligro.


Tags: CATAMARCA

Publicado por andreszarzuelo @ 14:08  | nacional
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios